Vicepresidencia concluye capacitación a técnicos CTC Maker

31 de enero, 2020

El director de Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC), Claudio Doñé, junto a Jorge Restrepo, director creativo de la empresa Hypercubus (a su derecha); y Juan Cortés, de Atractor Studio, durante el tercer taller de capacitación para técnicos de los CTC Maker que opera la Vicepresidencia de la República.

 

Los talleres permitieron especializar al equipo de técnicos que trabajarán en los 17 centros que serán abiertos este año en todo el país bajo la modalidad Maker, de los cuales ya cinco funcionan

SANTO DOMINGO, 31 de enero de 2020.- La Vicepresidencia de la República, a través de Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC) concluyó un ciclo de entrenamiento compuesto por tres talleres impartidos por expertos colombianos en Cultura Maker a más de 40 técnicos que servirán de multiplicadores en sus comunidades de los conocimientos tecnológicos adquiridos.

Los talleres, en los que se enseñó distintos aspectos de la inteligencia artificial, macrodatos (big data), realidades mixtas e internet de las cosas, fueron impartidos por Jorge Restrepo, director creativo de la empresa Hypercubus; y Juan Cortés, de Atractor Studio.

El director de CTC, Claudio Doñé, dijo que los talleres permitieron especializar al equipo de técnicos que trabajarán en los 17 centros que serán abiertos este año en todo el país bajo la modalidad Maker, de los cuales ya cinco funcionan.

“Lo primero es el desarrollo de las capacidades técnicas del equipo para que ellos a su vez puedan ser los entrenadores de otros facilitadores que tenemos en el resto del país. Los que se quiere con este empuje de la cultura Maker va en dos direcciones: mejorar la calidad educativa promoviendo la innovación, invención y la creatividad en los estudiantes y ofrecer a las comunidades la oportunidad de que los ciudadanos tengan un espacio para el desarrollo de su creatividad para la mejora de la calidad de sus productos”, enfatizó.

De su lado, el director creativo de Hypercubus, una empresa colombiana que promueve la cultura Maker a nivel latinoamericano, y encargado del equipo de facilitadores, manifestó que se busca empoderar a los maestros para que se conviertan en líderes que generen unos espacios Maker vibrantes y fructíferos, aprovechando el desarrollo de los talentos que hay en cada uno de ellos.

“Lo primero que logra la cultura Maker es crear confianza para la creatividad en los jóvenes. A veces los chicos tienen una creatividad muy grande, pero creen que porque viven en un entorno vulnerable no pueden desarrollar soluciones muy potentes. Lo que se les muestra con la cultura Maker es que son capaces y que con las herramientas con que disponemos en los CTC todo el mundo puede desarrollar esas habilidades”, indicó.

Destacó que en segundo lugar se persigue desarrollar las capacidades técnicas, las cuales no se están desarrollando en la escuela ni en las universidades, por lo que los conocimientos que se adquieren desde allí dotan a los participantes de lo necesario para enfrentar lo que es la cuarta revolución industrial.

“Lo que estamos haciendo es desarrollando capacidades para la construcción de soluciones a través de la tecnología de punta que estamos enseñando, inteligencia artificial, internet de las cosas, y big data, que son las tecnologías de punta a nivel global y que se están enseñando en este taller”, señaló.

Asimismo, Cortés, quien también fungió como facilitador en los talleres, destacó el papel de la vicepresidenta Margarita Cedeño en la democratización de las tecnologías a través de los proyectos que se ejecutan desde CTC.

“Creo que democratizar la inteligencia artificial y los procesos de aprendizaje en las máquinas es lo mejor que puede hacer un gobierno y que puede hacer un programa al replicar el conocimiento y entregarlo a las comunidades. La verdad no esperaba encontrarme con un nivel creativo tan alto como el de los muchachos de CTC de República Dominicana”, expresó.

Agregó que se siente sorprendido con la capacidad de los técnicos dominicanos, ya que ha impartido talleres en Europa, América Latina y del Norte, encontrando que el grupo dominicano está entre los niveles más altos.