Leonel Balbuena

CTC La Victoria

Antes de entrar al CTC, Leonel no tenía ningún conocimiento de computadoras; hoy agradece a los cursos tomados allí tener un trabajo que le permite cierta independencia y autonomía económica, con la cual puede ayudar, dentro de sus posibilidades, a sus padres. «Entré al centro porque mi hermana ya había realizado unos cursos y mis padres me motivaron a mí», cuenta.

«A esos jóvenes que andan en las calles, que no están haciendo nada, yo les exhortaría que vayan a algún CTC que les quede cerca y que tomen un curso, porque de verdad que es una experiencia bastante buena y eso les ayudaría mucho como me ayudó a mí», dice Leonel.