Román Alberto

CTC Bocachica

Román trabaja desde los once años como mecánico automotriz, oficio que aprendió de su padre. Desde que vio la construcción del CTC se decidió a aprender a utilizar una computadora e hizo el curso de Alfabetización Digital. Desde ese momento ha adquirido conocimientos que hoy le sirven en su trabajo. Su pasión por entrar en internet e investigar sobre los modelos y la información relativa a cada caso, lo convirtió en el mecánico favorito de muchos.

«Por medio de la tecnología ellos saben que vamos al punto y se sienten más confiados, por eso he ganado más clientela y de más alto nivel. Antes los carros eran sencillos, pero ahora tienen mucha tecnología», afirma Román. El CTC le ha dado la oportunidad de explorar, de satisfacer sus inquietudes y adquirir nuevos conocimientos. «Claro que sí, yo sigo estudiando ahora que van a dar un curso de reparación de celulares porque nunca se sabe y la tecnología es bastante
amplia».